Convocatoria: Convocatoria n.° 8

Derechos humanos y género en América Latina y el Caribe

 En esta segunda década del siglo XXI los retos que se presentan para los Derechos humanos en América Latina están siendo transversalizados por la perspectiva de género, lo cual implica una reflexión más acorde con la realidad latinoamericana, respecto al papel que deben jugar los derechos humanos dentro de las sociedades (con todos sus estamentos que las componen), para hacer eficaz la igualdad de género en el cotidiano vivir.

En la actualidad, en el ámbito de las ciencias sociales, no se puede obviar la tradición de tres siglos de producción epistemológica feminista (Amorós y Álvarez, 2007) que ha desentrañado las profundas asimetrías de género existentes en nuestras sociedades, cuestionando las explicaciones centradas en lo biológico, lo natural y, al contrario, desarrollando el tema del poder sexista y el androcentrismo presente en nuestras culturas, que se entrelaza con otros sistemas de opresión tales como clase social, etnia, etc.

Es así como la categoría género nos permite analizar la condición masculina y la situación vital de los hombres, así como la de las mujeres nos da las herramientas teóricas para lograr la comprensión de cualquier sujeto social y, por supuesto, de las organizaciones sociales y nos encauza a contextualizar, abordar cualquier fenómeno desde una perspectiva que sostiene la no neutralidad de género en los fenómenos sociales, cuestionando así las visiones androcéntricas sobre las realidades.

Se habla del género como una construcción de las sociedades, sin ninguna base genética o biológica, en la cual se determinan muchos de los roles que se cumplirán en una sociedad. Por eso Alda F. (1992); Amoros, C. (1990 y 1987); Bedia, R. (1995); Eisler, R. (2005); Patemann, C. (1995); Charlesworth, H. (2004)), entre otras personas más, reclaman el reconocimiento ya que no se sienten identificados su género con su genitalidad. En este caso se entiende que el género sexual es algo que se conforma a lo largo de la vida y las experiencias personales, pero también tiene características culturales y sociológicas que lo conforman. De acuerdo con la conceptualización que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2017) sobre el género:

Se refiere a los conceptos sociales de las funciones, comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados para los hombres y las mujeres. Las diferentes funciones y comportamientos pueden generar desigualdades […], diferencias entre los hombres y las mujeres que favorecen sistemáticamente a uno de los dos grupos (OMS, 2017).

Por lo tanto, al ser el género una categoría social-analítica-transdisciplinaria con un enfoque globalizador, puede dar cuenta de la existencia de los conflictos sociales, pues la problematización de las relaciones de género ha logrado romper con la idea del carácter natural de las mismas.

Según Marta Lamas, aun cuando ya en 1949 aparece como explicación en El segundo sexo de Simone de Beauvoir, el término género sólo comienza a circular en las ciencias sociales y en el discurso feminista con un significado propio y como una acepción específica (distinta de la caracterización tradicional del vocablo que hacía referencia a tipo o especie) a partir de los años setenta. No obstante, sólo a fines de los ochenta y comienzos de los noventa el concepto adquiere consistencia y comienza a tener impacto en América Latina. Entonces las intelectuales feministas logran instalar en la academia y las políticas públicas la denominada “perspectiva de género” (Gamba, 2008).

Ahora bien, esta problematización de las relaciones de género en América Latina nos lleva a reflexionar sobre su incidencia en la conceptualización de los derechos humanos en esta región del planeta. Esto, especialmente por sus fundamentos androcéntricos que han invisibilizado dos fenómenos que afectan a la mitad de la población mundial: la discriminación y la violencia sexista que se transforman en obstáculos para el acceso a los derechos, en especial a una justicia efectiva para las mujeres. Es a partir del marco ético jurídico de los derechos humanos de las mujeres que se generan nuevos paradigmas expresados en la normativa, la jurisprudencia y las políticas públicas. Con las reivindicaciones de los movimientos sociales, de mujeres y de grupos feministas, se intenta reconceptualizar a los derechos humanos, el papel del Estado y la comunidad internacional en relación con las desigualdades existentes para las mujeres expresadas en todos los ámbitos de la sociedad.

Por ello, Estado & comunes, revista de política y problemas públicos, en su edición número 8 abre una ventana que genere la reflexión y el análisis de los derechos humanos en América Latina y el Caribe, desde y con la perspectiva de género. Se invita a la reflexión, discusión y propuestas desde una perspectiva internacional, interdisciplinaria y plural, abarcando uno o más de los siguientes subtemas, como puntos de apoyo para entablar el diálogo por parte de quienes deseen participar en esta publicación:

 

  • ¿Cuál es el estado actual del acceso a la justicia en materia de igualdad y violencia de género en América Latina?
  • ¿Cuáles son las brechas más relevantes que alientan la discriminación de género en nuestras sociedades?
  • ¿Cómo aporta la inclusión del enfoque de género en la toma de decisiones para la generación de políticas públicas en la región?
  • ¿Qué papel cumple la asignación tradicional de los roles y la idea de responsabilidades compartidas en América Latina?
  • ¿Cómo influye y cuál es el contexto social en el que se desarrollan los femicidios, entendiendo a estos como la máxima expresión de un tipo específico de violencia contra las mujeres?
  • ¿Qué medidas pueden adoptar los Estados para prevenir, eliminar y sancionar la violencia ejercida contra las mujeres, niñas y adolescentes?
  • ¿Qué papel desempeña la educación en la construcción de sociedades más igualitarias y cómo puede aportar la sociedad civil a la construcción de una cultura de paz, equidad de género y seguridad integral en la región?
  • ¿Cuál es la crítica feminista a la visión tradicional de los derechos humanos?
  • ¿Qué herramientas de análisis de género existen con relación a los derechos humanos y cuáles son los retos y propuestas para promover los derechos humanos desde la perspectiva de género?
  • ¿Qué análisis se pueden realizar sobre la jurisprudencia internacional relevante en la materia?
  • ¿Cómo entendemos la deuda histórica al derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos?
  • ¿Qué conflictos y arreglos civiles e institucionales afronta la política pública en materia de igualdad de género y respeto y garantía a los derechos humanos?

 

 Bibliografía

Alda, F. (1992). Cuando el género suena cambios trae: metodología para el análisis de género del fenómeno legal. ILANUD. Proyecto Mujer y Justicia Penal. Costa Rica.

Amorós, C. (1987). Espacio de los iguales, espacio de las idénticas. Notas sobre poder y principio de individuación. Arbor128(503), 113.

Amorós, C. (1990). La violencia contra las mujeres y los pactos patriarcales. Madrid: Editorial Pablo Iglesia.

Arroyo Vargas, R. (1983). La violencia contra la mujer como producto de una violencia estructural. Módulo de Violencia. San José: Ilanud.

Basaglia, F. (1983). Mujer, locura y sociedad. Puebla: Universidad Autónoma de Puebla.

Bedia, R. (1995). Género. 10 palabras clave sobre la mujer, 55-84. Madrid: Editorial Verbo Divino.

Benhabis, S. (1992). Una revisión del debate sobre las mujeres y la teoría moral. Isegoría, revista de filosofía moral y política, (6), 37.

Charlesworth, H. (2004). ¿Qué son los Derechos Humanos de las Mujeres? Manual de Derecho Internacional. San José: Ilanud.

Comité de Derechos Humanos (59 período de sesiones. Tema 12a) del programa provisional. Integración de los derechos humanos de la mujer y la perspectiva de género. La violencia Contra la mujer. E/CN.4/2003/75. 6 de enero de 2003. Consultado en goo.gl/8fP7f2

Copelon, R. (2000). Crímenes de género como crímenes de guerra: integrando los crímenes contra las mujeres en el derecho penal internacional. McGill Law Journal46, 217-240.

Eisler, R. T. (2005). El cáliz y la espada: la mujer como fuerza en la historia. Editorial Pax México.

Facio, A., y Fries, L. (1999). Feminismo, género y patriarcado. En Género y Derecho (pp. 21-60). Santiago: Ediciones LOM.

Gamba, S. (2008) ¿Qué es la perspectiva de género y los estudios de género? En Diccionario de estudios de Género y Feminismos. Editorial Biblos. Buenos Aires.

Kelly, L. (1988). Surviving sexual violence. Inglaterra: Politic Press.

La Morada (2003). Taller la Corte Penal Internacional y la justicia de género: Un desafío para la acción. Santiago de Chile.

Lagarde y de Los Ríos, M. (1990). Identidad de género. En Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas y presas y locas. México: Universidad Nacional Autónoma de México.

Organización Mundial de la Salud [OMC] (2017). Género. Recuperado de http://www.who.int/topics/gender/es/

Pateman, C. (1995). El contrato sexual. Barcelona: Editorial Anthropos.

Radford, J., y Russell, D.E (1992). Femicide: the politics of woman killing. New York: Twayne Publishers.

Sagot, M. (1995). Socialización de género, violencia y feminicidio. Revista Reflexiones, 41.

Sánchez, O. (1986). Anotaciones acerca del modelo de socialización patriarcal. En Laverde y Sánchez (Eds.), Voces insurgentes. Bogotá: Editorial Guadalupe.

Váldes, T., y Olavarría, J. (Eds.). (1997). Masculinidad/es: poder y crisis. Santiago de Chile: Isis Internacional Ginzburg.

Valladares, L. (1995). Violencia sexual contra las mujeres. Foro Revista de Derecho, (8), 109-130.

Wilson, G. (1999). Con todas sus fuerzas: Gertrude Harding, militante sufragista. Tafalla: Editorial Txalaparta.

 



#